Realizan visita al taller de grabado del artista plástico Bernardo Pérez

Fecha: 11 octubre 2019 Por:Extensión Universitaria


Fuimos al taller de grabado del artista plástico Bernardo Pérez, con la Mtra. MaryCarmen Lara Orozco, como parte de las visitas guiadas y formativas de la asignatura "Arte, patrimonio cultural e identidad" que se imparte en la Universidad Cristóbal Colón.

Bernardo Pérez es un grabador profesional nacido en Michoacán que radica en la ciudad de Veracruz. Es de familia de zapateros, por lo que también ejerce ese oficio. Además a lo largo de su vida ha fungido como maestro de secundaria y lleva 45 años trabajando con jóvenes.

También ha laborado en casas de cultura del estado, impartiendo talleres de iniciación artística a niños en el INBA. Hizo mención a que en la ciudad de Veracruz sólo existen dos talleres de grabado, y uno de ellos es el que él maneja. Ahí mismo en su taller recibe y enseña a niños y jóvenes las distintas formas de grabado.

En sus obras es posible identificar rasgos y características que definen la identidad del artista, como lo es el uso de mayordomos, máscaras, pescados, frutas, hojas, zapatos, figuras geométricas, todos con una gran carga visual.

Tiene un sentido de pertenencia muy arraigado y en sus obras demuestra esta identidad veracruzana que lo caracteriza. Prueba de ello es el tema de alegorías que se ven reflejados en varias de sus obras haciendo alusión a las festividades del carnaval, al mar, a la playa, elementos característicos de Veracruz y que forman parte de nuestro patrimonio.

De la misma manera, Bernardo Pérez utiliza en sus obras el abstraccionismo geométrico, esto es utilizar figuras geométricas y reducirlas a su mínima expresión sin darles algún sentido de forma, ya que su arte también se distingue por la interpretación de formas y figuras.

No olvidemos que él es una mezcla de distintos estilos y roles, ya que nació en Michoacán por lo que en sus obras y taller también es posible notar obras o cosas, como una especie de gorro o mascara que tenía listones a su alrededor, que bien se podrían relacionar con las comunidades indígenas de ese lugar. Mezcla también los zapatos y la naturaleza y muchas cosas más que hacen gran referencia al concepto de diversidad cultural.

El artista también hizo mención que él fabricaba tanto su arte como sus herramientas de trabajo con mucho material reciclado que va desde cartón, alambres, hilos, hojas, palos de escoba, suelas de zapato hasta partes de una lavadora.

Bernardo Pérez utiliza diversas técnicas para grabar como pueden ser:

  • Placa de linóleo
  • Grabado en neolite de bajo relieve
  • Xilografía
  • Grabado en placa de yeso
  • Grabado en metal
  • Grabado en foamy

De igual forma nos compartió que existen dos tipos de grabado, el monotipo y la monotipia, donde la primera se hace con diferentes placas y se puede reproducir muchas veces, mientras que la segunda se hace en un solo proceso y no se vuelve a producir. Así mismo recalcó que hay una diferencia entre serigrafía y grabado que ha ido perdiendo su esencia con el paso de los años.

La pieza artística que tiene Bernardo en sus manos que se muestra en la fotografía, fue una de las que más me gustó de esta visita; está hecha sobre una placa de yeso y entintada en negro. A primera vista parece ser una luna, pero si la miramos detenidamente es una especie de rostro humano escondido tras la figura de un pez que se encuentra en lo que yo percibo como el mar y la figura frente a ella puede ser interpretada como un sol, ya que si nos damos cuenta el artista juega de gran manera con las concentraciones de colores de estas dos figuras, la “luna” con una alta oscuridad y el “sol” con una gran claridad. Los trazos de los bajos relieves de esta pieza fluyen de manera que transmiten armonía, paz y tranquilidad al admirarla.

Hubo otra pieza que me gustó bastante, es la que parece ser un autorretrato del artista y que se encuentra esculpiendo un pescado. Utilizó dos técnicas distintas, ya que por un lado encontramos una gran cantidad de color y por el otro tonalidades a blanco y negro.

La técnica de grabado en foamy me gustó mucho porque nos hace  darnos cuenta que no es necesario gastar mucho para hacer arte, que el arte proviene y se encuentra en lo más básico e inimaginable. Para realizarlo sólo necesitas el foamy, lápiz, periódico, pintura, rodillo, una prensa y un poco de creatividad, nada del otro mundo para obtener una magnífica pieza.

Considero que el ir a visitar su taller y aprender un poco de su trabajo fue de gran utilidad para salir de nuestra rutina y zona de confort. El conocer que se puede hacer arte con cosas recicladas me causó una gran impresión, ya que nunca pensé que alguien pudiese utilizar algo como un viejo y aplastado zapato como molde y pieza elemental para la creación de un cuadro, eso es fenomenal.

Conocer tantas técnicas de grabado fue increíble y el hecho de poder realizar una más. Creo que es admirable el hecho de que alguien preserve tan antigua forma de hacer arte como lo es a través de la utilización de tórculos/prensas para grabar y no dejarse perder por la serigrafía es muy bueno.

Lo único que me causa cierto tipo de tristeza es que no muchas personas en Veracruz conozcan lo que hace Bernardo, ya que te muestra que el arte no está fuera de nuestro alcance, sino que a veces nos rehusamos a ver o salir al mundo para encontrar personas tan maravillosas, dedicadas y apasionadas por transmitir su conocimiento a los demás.

Ana Belém Maza López

Estudiante de 5° semestre de la Licenciatura en Economía 

UCC Business School

Octubre de 2019


Tags

 

PrÓximos Eventos

más eventos