Próxima canonización del P. Faustino Míguez, Sch. P.

Fecha: 10 octubre 2017 Por:Edmundo Gómez Martínez


El próximo domingo 15 de octubre de 2017, en Ciudad del Vaticano será canonizado el P. Faustino Míguez, Sch.P. (1831-1925), sacerdote escolapio, educador y científico del área de las ciencias químicas. Durante su vida en la escuela Pía comprendió la importancia de vincular profundamente el desarrollo científico con el seguimiento de Jesús. 

Se enfocó por un lado a la promoción de las niñas, principalmente de aquellas en estado de vulnerabilidad educativa y social. A principios del siglo XX comprende la importancia que tienen las mujeres en el desarrollo de las sociedades, al ser quienes organizan y educan desde la intimidad de la familia. Es por ello que resulta de suma importancia propiciar en ellas un conocimiento humano que ilumine la vida y las decisiones, así como la virtud y bondad de las personas que promueva la dignidad de ser hijos de Dios. Para lo anterior, funda el Instituto Calasancio “Hijas de la Divina Pastora” (1885), religiosas dedicadas a “poblar la tierra de ciudadanos probos e ilustrados y el cielo de ángeles humanos; renovar la sociedad desde su misma base y hacer la felicidad humana, mediante una educación sincera a la par que gratuita” (Discurso de Celanova, 1868).

Por otro lado, orientó sus esfuerzos a la investigación de remedios curativos con base en plantas, pues descubre que en la naturaleza Dios muestra su huella al brindarnos en ellas el remedio para las enfermedades. Fruto de estos estudio surgieron los Específicos Míguez, medicinas naturales que desarrolló para aliviar distintas dolencias. Además, en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), el Ayuntamiento le encarga el análisis de las propiedades terapéuticas de las aguas de los manantiales del municipio. El P. Faustino desarrolla este proyecto durante siete meses, con el único móvil de la gloria de Dios y el deseo de ser útil al pueblo (1872).

La dedicación del P. Faustino a la investigación cientí­fica y su minucioso trabajo en este ámbito se ven reflejados en el Laboratorio Mí­guez, reconocido por el Ministerio de Sanidad en el año 1922.

Este domingo será canonizado por el Papa Francisco, pues la Iglesia ha reconocido en él aires de santidad manifestado en su intercesión a favor de la salud de Verónica Stobert, una madre chilena, apoderada y catequista del Colegio de la Divina Pastora, a quien los médicos no daban oportunidades de sobrevivir a un cuadro fatal de preclampsia y hemorragia en su cuarto embarazo. 

Que Dios siga cultivando su amor en los padres escolapios y en todos sus colaboradores para que atiendan con prontitud, generosidad y humildad a aquellos pequeños y jóvenes, mediante la educación para “desarrollar sus facultades y ennoblecer sus sentimientos, ilustrar su inteligencia y dirigir su voluntad, formar su conciencia y afirmar su carácter, robustecer su corazón y llevar su vida temporal hasta las mansiones de la vida eterna”. (Discurso de Celanova, 1868)..

Texto compartido por:

Mtro. Jorge Campa Pérez

Octubre de 2017


 

PrÓximos Eventos

más eventos